Energía

energia
¿Por qué invertir?

Se estima que la demanda de energía eléctrica – “sin incluir la demanda de Grandes Consumidores Especiales” - tenga un crecimiento promedio para el período 2016 a 2030 de 3,05% en el escenario medio de la UPME. (PROYECCIÓN DE LA DEMANDA DE ENERGÍA ELÉCTRICA Y POTENCIA MÁXIMA EN COLOMBIA - UPME)

Colombia tiene un esquema regulatorio establecido para asegurar el suministro de energía confiable a largo plazo. Este esquema garantiza que los recursos de generación sean capaces de satisfacer la demanda de energía durante periodos de escasez a precios eficientes.

El banco mundial pronostica que la demanda de electricidad se duplicará para el 2030, llegando a 2.500 TWh al final de este período. Este crecimiento implica la necesidad de un incremento adicional de 239 GW en la región aproximándose a 330GW de capacidad instalada.

Colombia ocupó el primer lugar en América Latina y el octavo lugar en el mundo, según el “Energy Architecture Performance Índex 2017”. WEF, 2017.

La Ley 1715 de 2014 tiene por objeto promover el desarrollo y la utilización de las Fuentes No Convencionales de Energía, principalmente aquellas de carácter renovable, en el sistema energético nacional, mediante su integración al mercado eléctrico y da acceso a incentivos tributarios:

  • Las empresas que realicen inversiones en FNCER, podrán deducir hasta el 50% del valor total de estas inversiones en su declaración de renta.
  • La compra de equipos y la adquisición de servicios que se destinen a nuevas inversiones, en FNCE, están exentas de IVA.
  • Están exentos del pago de Derechos Arancelarios de Importación la maquinaria, equipos, materiales e insumos destinados inversión en proyectos de FNCE.
  • Las máquinas, equipos y obras civiles destinadas a proyectos de FNCE se deprecian aceleradamente a una tasa anual del 20%.